¿Qué es exactamente?

¿QUÉ ES EXACTAMENTE LA INTOLERANCIA ALIMENTARIA?
La intolerancia a los alimentos
(también conocida como sensibilidad alimentaria) puede ser la consecuencia de una reacción adversa del organismo a determinados alimentos.

En ocasiones los alimentos que nos provocan el problema son aquellos que comemos más regularmente incluso los que más nos apetecen y tenemos más ansiedad por comer. Los síntomas de la intolerancia a los alimentos pueden deberse a varios factores: una deficiencia enzimática, por ejemplo en la intolerancia a la lactosa; la sensibilidad a determinados compuestos químicos, por ejemplo las aminas del chocolate y del vino tinto pueden provocar migrañas; o una respuesta inmunitaria humoral de tipo IgG conforme se observe en los resultados del análisis.

Se ha demostrado mediante investigación que la intolerancia a los alimentos puede estar vinculada con el incremento de los anticuerpos IgG por parte del sistema inmunitario tras la ingesta de determinados alimentos. En condiciones normales, estos anticuerpos forman complejos con las proteínas de los alimentos que son eliminados por el sistema inmunológico posteriormente  sin que se produzca ningún efecto adverso. Si los sistemas digestivo o inmunológico se encuentran comprometidos, estos complejos se pueden depositar por todo el organismo y provocar inflamación, lo que puede causar infinidad de síntomas como fatiga, síndrome colon irritable (SCI), hinchazón, migraña u obesidad.

REACCIONES ANORMALES A LOS ALIMENTOS Test de intolerancia alimentaria y alergias de los alimentosINTESTINO SANO vs. INTESTINO ALTERADO

Test de intolerancia alimentaria y alergias de los alimentosIntestino sano
Test de intolerancia alimentaria y alergias de los alimentosIntestino alterado

 

Estas animaciones, representan dos situaciones bien distintas a) un intestino sano y b) un intestino alterado que no funciona como una barrera a macromoléculas, bacterias, virus, etc, esta permeabilidad intestinal  es  la principal causa de  las intolerancias alimentarias. En esta situación, el organismo considera que los alimentos son un “problema”. Los síntomas pueden prolongarse durante varios días o más y con frecuencia son intermitentes, lo que dificulta la identificación de los alimentos que el organismo tiene problemas para procesar.

 

 

 

 

Hablamos de:  intolerancia alimenticia, sensibilidad alimentaria, reacciones anormales a los alimentos, alergia, toxicidad, alteraciones intestinales