Siguientes pasos

SIGUIENTES PASOS AL POSITIVO EN EL ETEST DE INTOLERANCIA ALIMENTARIA

Si en los resultados del análisis de intolerancia a los alimentos se registran algunos positivos, deberá evitarlos o hacer una rotación durante, al menos, 3 meses, conforme se describe en Interpretación de los resultados del análisis de intolerancia alimenticia, a menos que su nutricionista o profesional sanitario le indiquen lo contrario. La mayoría de los alimentos se pueden eliminar de la dieta de forma relativamente directa y solo tendrá que sustituirlos por otros de la lista NORMAL de sus resultados.

Algunas personas pueden reaccionar a otros alimentos pertenecientes al mismo grupo alimentario que el que provoca la reacción y con el objetivo de ayudarle a planificar su dieta, en la Lista de alimentos se enumeran todos los grupos de alimentos y las familias. Sin embargo, ciertos alimentos son más difíciles de eliminar de la dieta puesto que se emplean con mucha frecuencia a diario y se encuentran en muchos alimentos. Estos alimentos son trigo, gluten, lácteos, huevos, soja y levadura. Para cada uno de estos alimentos, en las secciones correspondientes se proporciona información adicional para ayudarle a planificar su dieta.

Transcurridos 3 meses, cuando sus síntomas hayan remitido, es posible que desee reintroducir algunos de los alimentos a los que reaccionó.

Este proceso debe ser gradual. Agregue los alimentos de uno en uno y supervise sus síntomas durante un período de 5 días. Si los síntomas reaparecen, entonces puede asumir que este alimento sigue siendo un problema y que debe esperar por uno o dos meses más. Si no experimenta una reaparición de los síntomas, puede volver a introducir ese alimento en su dieta ocasionalmente. A continuación, puede reincorporar un nuevo alimento a su dieta y vigilar cualquier reacción en los siguientes 5 días y así sucesivamente

 

Consejos y sugerencias para convivir con la Intolerancia Alimentaria

  • Sea paciente al reintroducir alimentos a su dieta. ¡No se deje llevar! Puede que usted eche en falta su alimento favorito, pero disfrute de él solo ocasionalmente a partir de ahora para evitar cualquier problema futuro con la intolerancia a algunos alimentos.
  • Al principio reintroduzca los alimentos con la lectura más baja de anticuerpos. Espere 5 días y observe los síntomas antes de  introducir el alimento siguiente
  • Siga introduciendo alimentos reactivos, de uno en uno, y deje que pasen 5 días entre un alimento y el siguiente
  • Si ha estado evitando los lácteos, comience reintroduciendo bioyogur natural o queso cottage antes de introducir la leche de vaca.
  • Pruebe con la yema y la clara de huevo por separado, ya que contienen diferentes proteínas a las que puede reaccionar
  • Cuando pruebe un alimento, asegúrese de que sólo contiene el alimento que está probando. Por ejemplo, pruebe un trozo de pan o tostada sin mantequilla, para asegurarse de que está probando el trigo y no los lácteos.

 

Recomendaciones para evitar nuevas intolerancias a los alimentos

• Dado que está alterando su dieta e introduciendo nuevos alimentos, es posible que pueda desarrollar intolerancias a estos nuevos alimentos. Esto suele ocurrir cuando un alimento “conflictivo” se cambia casi exclusivamente por un sólo alimento diferente. Por ejemplo, si su prueba de intolerancia alimentaria resulta positiva para el trigo, en lugar de cambiar su tostada por copos de avena cada día, haga desayunos variados y alterne los copos de avena con la macedonia y el yogur o los huevos pochados sobre pan de centeno.

En resumen, para evitar que aparezcan nuevas intolerancias alimenticias:

• Evite comer un alimento en concreto con demasiada regularidad.

• Limítese a consumir cada alimento a unos pocos días.

• Incluya una gran variedad de alimentos en su dieta para asegurarse de que consume un amplio espectro de vitaminas y minerales importantes.

 

 

 

 

Hablamos de:  resultados del test de intolerancia alimentaria, eliminar alimentos de la dieta, planificar dieta, introducir alimentos a la dieta, análisis de intolerancia alimenticia